logo
Zapatos Ecco es propiedad de CalzadosClubVerde Paseo San Antonio 29, 37003, Salamanca, España -Tfno. (+34) 923 225 428
Sólo servimos a España peninsular e Islas Baleares.


cuidar pies invierno

En Zapatos Ecco Shoes ya vemos cómo el clima se vuelve cada vez más seco y frío, es por eso que queremos darte algunos consejos para cuidar tus pies en invierno. Las circunstancias afectan esta parte del cuerpo aun cuando la mantengas bien cubierta, es por esto que necesitarás algunas recomendaciones para prevenir y/o revertir estos incómodos efectos. Sigue leyendo y aprende con nosotros cuáles son estas recomendaciones y cómo te ayudarán a sentirte de maravilla.

Cuida la salud de tus pies en invierno

El invierno es una época que nos obliga a abrigar nuestros pies para poder sentirnos más cómodos, sin embargo, existe un pequeño detalle: las capas de tela pueden generar sudor, y no hay nada más atractivo para las bacterias que un ambiente húmedo, oscuro y caliente. Además, recordemos que el cuidado adecuado en esta parte del cuerpo es especialmente crítico para personas con diabetes y problemas de circulación, quienes podrían sufrir afecciones más serias como consecuencia de esto.

Mantén tus pies limpios y secos

Ya hemos hablado de los efectos adversos de utilizar botas y telas gruesas, los cuales te mantendrán cálido y cómodo en invierno. Para evitar las infecciones bacterianas y potenciar el efecto de estos accesorios es necesario combatir la humedad: coloca una cantidad generosa de talco para pies en tus calcetines, realiza constantes limpiezas en esta época del año para mantenerte libre de gérmenes y no olvides secarte cuidadosamente luego de cada lavado.

La higiene diaria de los pies

Es necesario lavar esta parte del cuerpo profundamente todos los días con agua y jabón. Mantener tus pies limpios puede prevenir los hongos en las uñas y otros problemas desagradables. Asegúrate de que estén completamente secos antes de colocar tus calcetines de nuevo, los cuales deberás cambiar por unos limpios diariamente. Es una excelente idea remojar tus pies en agua tibia y sal de Epsom para aliviar cualquier incomodidad y prevenir infecciones.

Escogiendo los accesorios adecuados

Uno de los mejores consejos para cuidar tus pies en invierno que podemos darte es que procures seleccionar prendas de calidad. Opta por calcetines de telas naturales como lana o algodón que son capaces de absorber la humedad y alejarla de la piel, manteniéndola seca. El material sintético o mezclado, por su parte, pueden hacer que tus pies se tornen sudorosos y, peor aun, apestosos. El exceso de humedad también puede ser causante de que la piel se enfríe muy rápido e incluso llevarla a un estado de congelación nada bueno.

Tus botas deben calzar de forma cómoda y nunca ser muy ajustadas, ya que esto podría reducir el flujo sanguíneo y hacer que sea más difícil mantener tus pies cálidos. Deberías ser capaz de sacudir tus dedos, pero el tobillo, la planta y demás partes deben estar correctamente inmovilizados. Este tipo de calzado necesitará tener una base sólida, un buen apoyo en el tacón y cordones o tiras que garanticen tu seguridad en superficies mojadas y resbalosas. De todas maneras, aquí te dejamos algunos tips:

  • Compra zapatos de invierno de buena calidad, preferiblemente a prueba de agua. Ten en cuenta que debe haber espacio extra para tus gruesos calcetines de lana.
  • Un buen truco para cuando sueles sudar mucho en tus pies es colocar un calcetín fino, sintético primero, y luego uno de tela natural para que el primero retire la humedad y el segundo la absorba.
  • Recuerda que la resequedad podría causar grietas y quiebre en la piel, por eso deberás mantener tu piel hidratada con cremas o aceites, prestando especial atención al talón.
  • Asegúrate de que tus uñas estén cortas y limpias, con tantas capas de tela y zapatos tan cerrados será más fácil que se entierren si no tomas esta medida.
  • Camina con cuidado, ya que con pisos resbalosos es muy común torcerse el tobillo o lastimarse los ligamentos durante el invierno.
  • Los espolones son bultos pequeños que causan picor y se desarrollan como una respuesta anormal al frío. Si eres propenso a sufrir de esta inusual afección, debes tener más cuidado aun de mantenerte cálido y evitar cualquier exposición excesiva a los elementos.

Aspectos que tienden a ser ignorados

Cuando se trata de comprar zapatos de invierno para tus niños, como botas, patines o calzado para esquiar, evita la tentación de elegir una talla más grande para ahorrar un poco. Se hace crucial que el calzado infantil calce perfectamente para poder prevenir excoriaciones, ampollas y otras lesiones en los pies.

No olvides que antes de volver al exterior con las mismas botas de ayer, es necesario que sequen bien. Esto ayudará a prevenir que tus pies se enfríen rápidamente, así como el crecimiento de hongos y bacterias. Por eso es bueno que coloques tu calzado siempre en un sitio fresco y aireado al quitártelo, y que lo rotes todos los días.

Finalmente, aunque tengas tus pies cubiertos ahora, la primavera estará aquí en un abrir y cerrar de ojos, por lo que necesitarás estar bien preparado para el calzado abierto. Exfólialos constantemente, aplica cremas especiales siempre dejándolas secar por el tiempo que sea necesario antes de colocar tus calcetines y toma en cuenta que llevar tallas más grandes o más pequeñas no solo le hará mucho daño a la salud de esta parte de tu cuerpo, sino también a su apariencia.

Ahora que conoces nuestros consejos para cuidar tus pies en invierno, ¿crees que has estado haciendo algo mal? Déjanos tus comentarios y si te ha gustado este artículo no dudes en compartirlo.


No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.