logo
Zapatos Ecco es propiedad de CalzadosClubVerde Paseo San Antonio 29, 37003, Salamanca, España -Tfno. (+34) 923 225 428
Sólo servimos a España peninsular e Islas Baleares.


Los zapatos que no deberías usar

Todos sabemos que muchas personas son verdaderos amantes del calzado, estos solo observan cómo se ven estéticamente sin pensar en las consecuencias del uso prolongado que algunos modelos tienen en sus pies, hoy en Zapatos Ecco te hablaremos de los zapatos que no deberías usar ya que son dañinos y pueden generarte distintos malestares como cayos, ampollas, y hasta algunas deformaciones, si te interesa saber cuáles son, no debes dejar de leer este post, estamos seguro que aprenderás algo nuevo y quién sabe, probablemente tus calzados no sean los más adecuados… ¡acá te enterarás!

Las sandalias no son tan inocentes

Los zapatos son accesorios que además de hacernos ver muy bien y darnos estilo o personalidad, tiene una función primordial, proteger nuestros pies de las condiciones climáticas o las superficies ásperas o muy calientes, sin embargo, algunos modelos pueden llegar a cumplir una función completamente contraria y traerte consecuencias que, en casos extremos, pudiesen llegar a ser de por vida, por eso es que es tan importante escoger de forma selectiva los zapatos, tomando factores de estética y comodidad para que se ajusten a tus exigencias y necesidades.

Gerard Evans, un podólogo del Hospital General de Singapur hizo una lista con los zapatos que no deberías usar, debido al daño que causan en los pies. Puede que su mercadotecnia te diga lo contrario, pero la realidad es otra… eso sí, lo siguiente no quiere decir que suprimas el uso de estos por completo, pero sí que lo hagas de forma moderada. Así que, en primer lugar tenemos a las sandalias, también conocidas como “flip flops”.

En el informe del año 2012 de la National Foot Health Assessment se reveló que un 78% de los adultos mayores de 21 años sufren o han sufrido problemas en los pies debido a estos calzados, estas no ofrecen estabilidad, abren la puerta a heridas, son muy planas, delgadas y descubiertas, no ofrecen ayuda al arco ni amortiguación al talón. Si las personas sufren del “pie plano”, las sandalias acelerarán su problema.

No dañes tus pies usando estos zapatos

Querer ser muy alta tiene un precio… ¡problemas en la columna! Muchas mujeres sufren de algunas condiciones debido a esto, Gerard Evans explica que, los zapatos de tacón desplazan el peso hacia la parte delantera de los pies, aumenta la presión en esta área y conducirá a dolores del antepié. Cuando estos son muy altos también crearán problemas de equilibrio, haciendo que mantener la estabilidad sea algo complicado de lograr, al forzar las rodillas y caderas hacia adelante, muchísimas mujeres pueden sufrir de fuertes dolores en la espalda y piernas por usar estos zapatos formales.

El doctor Evans explicó que, por cada 2,5 cm de tacón, el talón aumenta en un 25% la transferencia de su peso corporal a la parte delantera, lo que explicaría la razón de estas fuertes molestias, y no hablemos de que las probabilidades de sufrir tropezones aumentan, además de juanetes, dedos de martillo y muchas otras condiciones que pueden requerir atención quirúrgica si se quieren mejorar. El 39% de las mujeres usa zapatos de tacón a diario, el 75% de estas sufre de algún tipo de dolor en el pie, artritis en los dedos, callos, “dedos martillos” o verrugas plantares.

Los calzados muy pequeños también son un problema muy común, estos no permiten apoyar los pies e indudablemente, los dolores comenzarán a aparecer, no solo en los pies, sino en las piernas y espalda, para que un calzado tenga el tamaño correcto, el pie debe apoyar cómodamente desde la punta de los dedos hasta el talón y que no cuente con nada que pueda lastimar esta parte de tu cuerpo, además, si te quedan muy apretados puede que no le llegue la circulación a tus dedos y los sientas entumecidos, si los compras muy grandes también estarás cometiendo un grave error, ya que es necesario que tengan un sostén para poder soportar el peso del cuerpo, sino tendrás que estar haciendo un esfuerzo extra para no caerte o que se te salgan.

Otros de los calzados que no te recomendamos usar muy seguidos son las “zapatillas de ballet”, estas fueron exclusivamente diseñadas para las personas que practican esta danza, además, por ser demasiado planas no proporcionan un soporte adecuado al pie, lo cual es un problema para los que tienen pies planos. Algunas marcas ofrecen modelos un poco más “anatómicos” o “acolchonados” que incluyen suelas flexibles y antideslizantes, de esta forma podrás estar más cómoda.

¿Cómo debe ser el calzado perfecto?

Ya estamos finalizando este post de los zapatos que no deberías usar, pero no podemos dar por terminado si no te hablamos de las “Birkenstock” u “ojotas alemanas”. Son muy usadas por los turistas mochileros que quieren recorrer el mundo, pero tienen un grave problema… crean un taco negativo donde el frente del zapato es más alto que el resto, lo que crea mucha tensión en el tendón de Aquiles y puede provocar un sinfín de incomodidades. Los calzados muy amplios como los suecos o las famosas Crocs que se han vuelto muy populares en los últimos años tampoco son muy recomendables, de hecho, su diseño no está dado para que se recorran grandes distancias con estos, originalmente se desarrollaron como un zapato “spa”.

Según el doctor, estos tienen demasiado espacio en la zona de los dedos y no cuentan con una correa ajustable, resultando que el pie pueda moverse mucho creando inestabilidad o provocar otras molestias, muy similares a aquellos zapatos sin talón (que no tienen sostén por detrás) y ayuda a contribuir con los dedos en martillo o contracturas.

Si quieres comprar un calzado adecuado, sigue estas recomendaciones:

  • Debe tener una correa o trenzas ajustables que permitan la adaptación del pie.
  • El talón de los zapatos debe ser suave y estable.
  • Deben ser lo suficientemente amplios en la parte delantera para que los dedos tengan espacio.
  • El talón del zapato no debería ser superior a los 2,5 cm de altura.

Esperamos que esta información te haya sido de mucha utilidad, esperamos que la tomes muy en cuenta y evites los problemas y cuides tus pies. ¿Alguna vez has sufrido problemas por usar zapatos inadecuados? ¿Cuáles han sido los más comunes? Envíanos tus comentarios o si lo prefieres, comparte este post en tus redes sociales.


No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.